Dijo Ana la enfermera: "cuidado, leer estos libros en ayuna, te suben la presión y te dan acidez.”

Dijo Pochi la cocinera: "estos libros son una masa!!!"

Dijo alguien que relojeó a lo lejos: "en buena hora!!! que se sigan contando estas historias."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada